jueves, 25 de julio de 2019

Anchoas de calabacín (preparación: 10 min/ cocción: 1 día de marinado)







Ingredientes:

- Calabacines
- Tamari o salsa de soja
- Aceite de lino
- Alga nori
- Sal

Elaboración:

Hace bastante tiempo intenté varias veces hacer unas anchoas veganas. La verdad es que en cualquiera de los intentos quedé contento con el resultado. Todas quedaron con ese sabor fuerte a salado y a mar. Pero me decidí a subir esta porque es la más sencilla y el resultado es prácticamente el mismo. Cómo veis no pongo cantidades. Os voy a dar simplemente proporciones para que hagáis las que queráis.

Para esta receta yo usé calabacines de los pequeñitos. Pero sirve cualquier tamaño. Simplemente me decidí por estos por cuestión de practicidad, para no tener que andar cortándolos.

Lo primero que vamos a hacer es pelarlos y cortarlos en láminas a lo largo, de unos 3 o 4 milímetros. Ahora llega el momento delicado. Para que no queden duras tenemos que darles un hervor. De verdad que no lo tenéis que dejar más de un minuto... o vais a conseguir puré de calabacín. De hecho pasado ese minuto escurrimos el calabacín y lo pasamos por agua fría para cortar la cocción y lo dejamos en papel absorbente para secarlo un poco y que coja mejor los sabores del marinado.

Para hacer el marinado ponemos en un tupper, bote,... una parte de salsa tamari o salsa de soja por media de aceite de lino. El aceite de lino es rico en Omega-3 y por eso le va a aportar sabor a pescado (no me gusta esa palabra... son peces). Si usáis salsa de soja en lugar de tamari procurad que no sea demasiado dulce. Si miráis los ingredientes en muchas aparece como segundo el azúcar. Después de mezclar los líquidos picamos finitas dos láminas de alga nori. En casa tengo alga nori en copos... pero para nada me aporta el mismo sabor. Así que para esto uso la de láminas. Las metemos en el líquido, salamos con una pizca de sal y lo que hago para que la salsa y el aceite se integren bien es cerrar el recipiente y pegarle un buen meneo.

Ahora ya podemos ir metiendo los "filetitos" de calabacín uno a uno. Parece una tontería... pero es mucho mejor hacerlo así que, por ejemplo, meter el calabacín en un recipiente y echarle el líquido por encima. Metiendo las láminas de calabacín en el líquido una a una te aseguras de que no se queden pegadas entre sí y de que se impregnen bien por todas partes. Aún así después de meterlas todas le volvemos a dar otro meneillo y ya lo dejamos reposar unas 24 horas. En este tiempo podéis removerlas alguna vez para volver a integrar los líquidos y que todas cojan color y sabor por igual.

¡Y listo! En la foto van con un tomatito cherry y un dado del queso curado de anacardos de The Living Foods... así que conseguimos un bocado que es una locura total. Podéis comerlas así en "crudo" o cocinarlas. Si por ejemplo las queréis usar para una pizza yo lo que hago es añadirlas después del horneado para que no queden resecas.



Como os comentaba al principio esta fue una de las varias pruebas que hice. En otras tuve las láminas de calabacín "enterradas" en sal para que quedaran bien saladas y conseguir una textura diferente, en otras añadí un poco de tamari ya al agua de cocción, me comentaron también de tostar antes un poco el alga nori para potenciar el sabor,... le podéis dar las vueltas que queráis que por supuesto es una receta mejorable. Pero espero que le saquéis provecho y la disfrutéis.

12 comentarios:

  1. Hola Tito, la sal ... en que momento y en que cantidad se la echas?? No lo encuentro en la receta.

    Muchísimas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Noa! No lo encuentras porque soy un tolay y se me olvidó ponerlo. Jajaja. La añado cuando meto los líquidos en el bote.

      Eliminar
    2. Mil gracias Tito. Muchas gracias por compartir estas recetas y todas las de Instagram. Nos ayudan mucho a ir "veganizando " nuestro día a día.

      Eliminar
  2. Las 24 horas de macerado,en nevera o fuera? Gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Yo la primera vez hice el macerado fuera, porque a temperatura ambiente se cogen mejor los sabores y al ir con el aceite y la salsa de soja no me daba miedo que se estropearan. pPro se puede hacer igualmente en la nevera.

      Eliminar
  3. Hola! Una pregunta técnica, cómo veis cambiar el aceite de lino por aceite de oliva?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Pues como pongo en la receta el lino es rico en omega-3 y por eso aporta el sabor a pescado. Puedes cambiarlo por aceite de oliva pero el sabor no va a ser el mismo.

      Eliminar
  4. Hola!!! Debe estar delicioso,pero no puedo tomar algas,se pueden sustituir por algo??? Gracias!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Puedes probar a hacerlo exactamente igual pero sin las algas. Va a saber menos a mar pero el el aceite de lino ya le aporta algo de sabor a pescado.

      Eliminar
  5. Vaaayaaa!! Me encanta cómo lo explicas y cómo has hecho pruebas hasta dar con ello, tengo ya ganas de probarlo!! Gracias por contárnoslo

    ResponderEliminar