martes, 10 de enero de 2017

Sopa de champiñones y citronela (preparación: 10 min/ cocción: 30 min)




Ingredientes:

- 250 gr de champiñones (yo usé portobellos)
- 1 cebolla mediana
- Fideos de arroz
- 2 cdtas de citronela en polvo
- 1 cda de jengibre fresco rallado
- Una cucharada de vinagre de arroz (opcional)
- 1 taza de caldo vegetal
- Unas hojas frescas de hierbabuena (o menta)
- Sal

Elaboración:

Estas navidades probé en un restaurante vietnamita una sopa de citronela y champiñones. La verdad es que no tengo mucha idea de que especias llevaba... pero me gustó tanto que quise probar a hacerla en casa. Me puse a investigar, hice la prueba... y no recuerdo si sabe exactamente igual pero está muy rica. El único inconveniente que le veo a esta receta (es fácil, rápida y para los días de frío va genial) es que igual no a todo el mundo le es fácil encontrar citronela. Yo la que tenía en casa la compré en el Lidl una de estas veces que hacen la semana asiática. Así que si tenéis ocasión de echarle el guante aprovechad. Queda una sopa muy potente, con el picantillo del jengibre, pero también tiene un sabor muy fresco y cítrico.

En primer lugar vamos a ir laminando los champiñones. Yo no los dejé muy finos porque me interesaba que hubiera algo que masticar. En una olla onda ponemos un fondo de aceite y echamos a dorar los champiñones (fuego alto). Entre meneo y meneo podemos ir picando la cebolla. Con ésta tampoco me maté a dejarla finita. Cuando los champiñones estén medio dorados bajamos a fuego medio, añadimos la cebolla y salamos, para ayudar a que sude. Cuando esté medio transparente añadimos la citronela y el jengibre, removemos, que se impregne todo bien del sabor, incorporamos la cucharada de vinagre de arroz (como pongo en los ingredientes es opcional, pero le da a la sopa un toquecito  interesante, dulzón con muy poca acidez), la taza de caldo vegetal y añadimos agua hasta cubrir. Ahora sólo queda esperar. A media cocción podéis comprobar como está de sal y, más o menos, a la media hora podéis añadirle unas hojas de hierbabuena (yo era lo que tenía  a mano pero la menta también le iría bien) y que se "infusionen" unos minutos en la sopa.

Cuando veáis que los champiñones están tiernos podéis apagar ya el fuego y bien añadir los fideos a la olla, o individualmente en cada cuenco, que fue lo que yo hice. Los dejamos haciéndose unos cinco minutos (ver instrucciones del fabricante) y listo. En este caso yo usé unos fideos, tipo fideos de cristal, de guisantes y habas de mungo, pero porque eran los que tenía en casa, pero en los ingredientes pongo fideos de arroz porque son mucho más fáciles de encontrar y no nos va a variar la receta en absoluto. 

Como siempre os animo a que partiendo de la receta investiguéis, experimentéis, añadáis por ejemplo tofu (tiene que quedarle genial), le pongáis otros fideos, unas gotas de salsa sriracha, unos toques de lima... y si encontráis alguna combinación brutal que os vuelva locxs... pues por favor comentad. Y a disfrutar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario